Un Sefer Torá con historia

Publicado el


En junio del 2016 tuve la suerte de estar en Londres y de conocer The Czech Memorial Scrolls

Museum.

Había concertado una visita desde Buenos Aires, la que llenó todas mis expectativas y un poco más, por lo que vi, por lo que sentí y por  la calidez de Jeffrey, quien nos recibió con una hermosa sonrisa y  muchas historias.

Este museo tiene casi 1.600 Sifrei Torá y muchas fajas, que fueron regaladas a los templos para que pudieran adornarlos. Cuando un chico nacía y luego crecía, cuando los novios se casaban debajo de una Jupá, eran donados a los Templos.

¿Cuál es la historia de estos Sifrei Torá? ¿Cómo llegaron allí?

Dos posibilidades versiones.

La primera cuenta que cuando Hitler creyó que iba a ganar la guerra y que el pueblo judío iba a desaparecer, los nazis harían un museo con los elementos sagrados, Klei Kodesh, que usaban los judíos en sus sinagogas y lugares de rezo.

La segunda historia nos habla de que cuando los judíos de Checoslovaquia vieron que sus libros sagrados eran tomados para ser destruidos, los escondieron para que después de la guerra volvieran a ser parte del Aaron Hakodesh de cada templo.

Después de finalizada la guerra fueron trasladados a la Sinagoga de Michle fuera de Praga, donde permanecieron hasta que llegaron a Londres en el año 1964 a Kent House.

Milagrosamente, una parte de nuestra historia, no se perdió.

When the 1,564 Czech scrolls arrived in London in February, 1964, it was clear that most of them would require much attention before they could be made available for synagogue use.Cuando los 1564 rollos llegaron a Londres estaba claro que la mayoría de ellos requerían que se los arreglase antes de que pudieran estar disponibles para su uso nuevamente en una sinagoga. A few months later David Brand called at Kent House in Knightsbridge, where Westminster Synagogue had had its home for a few years, and asked if any work was available for an experienced scribe: little did he expect to find enough work to occupy him for more than twenty years!

Unos meses más tarde, el Sofer David Brand llegó a Kent House en Knightsbridge, donde la Sinagoga de Westminster había tenido su casa durante unos años, y preguntó si había trabajo para un escriba (Sofer) experimentado.

La respuesta lo asombró, había 1564 Sifrei Torá para restaurar, hacerlos kasher nuevamente y que pudieran volver a utilizarse.

Pocas veces puede hallarse, para un escriba, una tarea tan grande, tan maravillosa y tan desafiante como la que enfrentó el Sofer David Brand. Fue tan inmensa la tarea que lo hizo durante más de 40 años, hasta que falleció.

Su mesa y sus utensilios aún siguen en el museo. Es como si todavía pudiésemos verlo trabajando incansablemente, con amor para volver a darles vida a sus amadas Torot.

Hoy, muchos de esos Sifrei Torá están en diferentes sinagogas del mundo.

Es un préstamo que el Museo proporciona para que no se pierda la historia de estos Sifrei Torá, llegados de Bohemia y Moldavia y que algunos son del siglo XVIII.

Cada vez que un Sefer Torá llega a alguna Sinagoga alrededor del mundo y se cuenta la historia, hay miles de judíos, familias que ya no están, pero aquellos que los escribieron, o aquellos que leyeron de ellos, que están en nosotros y nosotros en ellos.

Cada vez que esto sucede, miles de generaciones se unen. Es como si a través de un Sefer Torá, todos nos abrazamos y dijéramos: ¡AQUÍ ESTAMOS!

Nosotros, la comunidad BEIT ISRAEL de Buenos Aires, Argentina tenemos el honor, Kavod, de tener un Sefer Tora del museo en nuestro Aaron Hakodesh.

Este Sefer Tora es de la ciudad de Prostejov.

Una comunidad judía pequeña, que nunca excedió las 2000 personas.

Cada vez que un chico o chica hace su Bar/ Bat Mitzva o una pareja de novios se casa en nuestra Comunidad, leen de este Sefer Tora.

Para nosotros como comunidad es una alegría inmensa saber que la historia continua.

 

Rabina Graciela de Grynberg

Comunidad Beit Israel Buenos Aires

Argentina

 

 


Powered by Gubynetwork para Tempeldiner.com Hosting patrocinado por | Todos los derechos reservados.